Family outside with newborns

Bebés sanos, parlanchines y bilingües

Family outside with newborns
Updated October 29, 2021

Bebés sanos, parlanchines y bilingües

"¿Debo enseñarle a mi bebé más de un idioma?" Respondemos a esta pregunta (¡sí!) y más.

Las primeras palabras de tu bebé marcan un acontecimiento importante. Tanto si empiezan con "mamá" o "papá" o como si tienen opiniones firmes sobre un nuevo alimento, los bebés desarrollan sus habilidades lingüísticas muy rápidamente y siempre están aprendiendo nuevas palabras. 

¿Pero qué pasa con las familias que hablan más de un idioma? ¿Es esto confuso para tu bebé? Los expertos aconsejan que las familias multilingües le ayuden a dar a su bebé o niño pequeño el mejor comienzo. 

Entrevistamos a la Dra. Carol Westby de Bilingual Multicultural Services Inc. para conocer los datos y algunos consejos para que las familias multilingües puedan dar a sus bebés o niños pequeños el mejor comienzo. 

Para comenzar, hablemos de los beneficios comprobados:
Los expertos han descubierto que ser bilingüe mejora las habilidades sociales y la empatía y que puede fomentar la atención y la memoria. Y más adelante, ¡incluso puede darle a tu pequeño cierta ventaja para conseguir un trabajo! 

También hay beneficios más significativos. Además de las ventajas prácticas de ser bilingüe, aprender y conservar la lengua materna es bueno para el bienestar de los niños. 

Así lo afirma la Dra. Westby, quien señaló: "Tener ese primer idioma y conservarlo mientras se aprende otro es parte de la identidad, y hay muchos estudios que demuestran que la salud mental de los adolescentes está muy ligada a tener un sentido de identidad". 

¿Bienestar? ¿Empatía? ¿Un futuro brillante? Todo eso suena muy bien. Entonces, ¿cómo pueden las familias apoyar a sus bebés o niños pequeños para que aprendan su lengua materna y que, al mismo tiempo, tengan un buen comienzo con el inglés? 

Elabora un plan
La improvisación sirve para muchas cosas (por ejemplo, cuando dices"¡Comamos cereal para la cena!"), pero no para desarrollar las habilidades lingüísticas. Para tener el máximo éxito, al menos el 40% de las palabras que escuchan los niños deben estar en cada uno de los idiomas que quieres que aprendan. Por lo tanto, en un hogar donde se habla inglés y español, eso significa un 40% de inglés, un 40% de español y un 20% de libertad de acción. Si un niño va a una guardería en la que el inglés es el idioma principal, es posible que aprenda la mayor parte del inglés allí y que escuche principalmente el idioma de su familia en casa. 

Utiliza distintos idiomas en diferentes entornos
Y, por supuesto, no vas a calcular los porcentajes de las palabras que pronuncias. La Dra. Westby dice que un buen enfoque es utilizar distintos idiomas en diferentes entornos. Por ejemplo, cuando cocinan o comen juntos, pueden utilizar siempre su lengua materna. Esto también puede reforzar el sentimiento de identidad, sobre todo si tu lengua materna tiene palabras específicas para ciertas recetas o tradiciones culturales. Otras partes de la rutina, como la hora del baño, podrías planearlas en inglés.

Bebés sanos, parlanchines y bilingües Una cosa que hay que evitar, según la Dra. Westby, es cambiar de idioma dentro de la misma conversación. Aunque los cerebros de los bebés son notablemente hábiles a la hora de clasificar varios idiomas, tener cierta consistencia dentro de una conversación ayuda a su desarrollo temprano.

"Mientras estén conversando sobre un tema, continúa con el mismo idioma", señala. "Así que, si están jugando, no cambies continuamente de idioma", añadió. También comentó que las familias deben intentar no traducir las palabras a los niños, porque algunos de ellos simplemente comenzarán a esperar a que se les traduzca lo que se les dice. 

Comparte historias familiares en tu lengua materna
Contar historias familiares en tu lengua materna es otra excelente manera de hacerlo. Al fin y al cabo, escuchar una historia familiar es más significativo para los niños que si se les pide (esta vez de verdad) que se pongan los zapatos. La Dra. Westby afirma que el uso de la lengua materna para contar historias crea conexiones cerebrales diferentes para los niños, en comparación con el hecho de utilizarla solo para dar instrucciones. También contribuye a ese fuerte sentido de identidad que sabemos qué es tan importante para su bienestar en el futuro.

No pierdas de vista los hitos clave
Los expertos saben mucho sobre cuándo los bebés y los niños pequeños suelen desarrollar el habla y cuándo las familias deben buscar los hitos clave. Según la Dra. Westby, para los bebés que aprenden más de un idioma, esos hitos del habla son similares en muchos aspectos. Por lo general, los niños pueden decir dos o más palabras (aparte de "mamá" o "papá") entre los 12 y los 15 meses. Entre los 18 y los 24 meses, los niños suelen ser capaces de combinar palabras en frases como: "Quiero galleta". Estos hitos son más o menos los mismos en los niños que aprenden varios idiomas. Sin embargo, lo que es diferente es el número de palabras que los niños conocen en ambos idiomas. Un niño que desarrolla su vocabulario en dos idiomas suele conocer tantas palabras como sus compañeros que sólo aprenden un idioma, pero esas palabras están repartidas en dos idiomas. De este modo, si un niño que sólo aprende inglés conoce alrededor de 100 palabras en inglés, un niño bilingüe de la misma edad podría conocer 50 palabras en cada idioma. Las familias deben tener esto en cuenta al observar el desarrollo del habla de sus hijos. Si te preocupa el desarrollo del habla de tu hijo(a), Nuevo México ofrece servicios gratuitos a domicilio para ayudarte a evaluar cualquier retraso y brindarle a tu hijo(a) el apoyo que necesita. 

¡Habla mucho!
Sea cual sea el idioma que utilices, puedes apoyar el desarrollo de tu hijo(a) hablando, cantando, leyendo y compartiendo historias y expresiones. ¡Compartir el lenguaje con tu hijo(a) es una estupenda forma de crear recuerdos juntos, de desarrollar su cerebro y de hacer que sienta todas las cosas que le hacen ser quien es! 

Image
¿Tienes dudas sobre el desarrollo de tu hijo(a)? Tenemos apoyo gratuito disponible. Obtén más información en línea sobre el Programa Familiar para Bebés y Niños Pequeños de Nuevo México (FIT, por sus siglas en inglés) o llámalos al 1-877-696-1472. El apoyo para el desarrollo de los bebés funciona mejor cuando actuamos a tiempo, ¡así que no esperes!